martes, 2 de mayo de 2017

Leopoldo Río de la Loza

Famoso médico y químico mexicano


Dr. Héctor Darío Aguirre Arvizu
17-05-02

#Semblanza, #Efemérides, #EfeméridesMexicanas, #UnDíaComoHoy 2 de mayo de1873 fallece en la ciudad de México el distinguido científico Leopoldo Río de la Loza. Río de la Loza realizó profundas investigaciones en los terrenos de la medicina, la química y las ciencias naturales, mismos que plasmó en concienzudos escritos publicados en diversas revistas científicas. Descubrió el ácido pipitzoico. 
Dr. Leopoldo Río de la Loza
Había nacido el 6 de noviembre de 1807 en la ciudad de México. La fábrica de productos químicos de su padre explotó en cierta ocasión, muriendo éste y afectando gravemente al infante Leopoldo, lo que le trajo una afección respiratoria toda su vida.
Río de la Loza obtuvo tres títulos académicos: uno de cirujano (1827), de farmacéutico (1828) y de médico (1833). Con esta preparación completa abordó un campo que le apasionaba, la química.
Cuando contaba con 22 años de edad se trabajó un tiempo en la Junta Municipal de Sanidad. Además trabajó como inspector de medicamentos simples y compuestos que llegaban  a la Aduana de la ciudad de México.
En 1945 impartió química a público no especializado.
Portada del libro del Dr. Río de la Loza
Como patriota participó en la defensa de Chapultepec durante la invasión norteamericana. 
Esta materia había sido muy desarrollada en nuestro país a consecuencia de minería novohispana.  Río de la Loza empezó a dar química en 1854 con aplicaciones a las artes y la agricultura. En ese año lo hizo también en la Escuela Nacional de Agricultura. Dos años más tarde en la Escuela Industrial de Artes y Oficios. Después se responsabilizó de la materia en la Academia de San Carlos.
Al abrir sus puertas la Escuela Nacional Preparatoria impartió la materia a obreros, pero éstos no presentaron mucho interés y el proyecto fracasó.
Uno de sus principales aportes fue el descubrimiento del ácido pipitzoico, proveniente de una planta llamada pipitzahuac (Parezia adnata), de la cual se sabía tenía efectos purgantes, pero que además tenía otras aplicaciones en artesanía e industria, ya que se usaba como colorante de la lana, la seda y el algodón. Este descubrimiento le valió la obtención de la medalla de primera clase otorgada por la Sociedad Universal Protectora de las artes de Londres en el años de 1856.
Laboratorio de principios de siglo XX
Entre sus libros tenemos Introducción al estudio de la química (1849), que es el primer tratado mexicano sobre esta ciencia; Farmacopea mexicana (1846) y Nueva farmacopea mexicana (1874).
Sus investigaciones en el campo de la química fueron publicados en divesras revistas científicas mexicanas: Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Periódico de la Academia de Medicina, Periódico de la Segunda Academia de Medicina, La unión médica, Gaceta médica, Revista médica, Periódico de la Sociedad Filoiátrica de México, El observador médico, y La naturaleza, teniendo más de 70 publicaciones.
Como catedrático sobresaliente de la Escuela Nacional de Medicina, fue nominado para director de la misma a partir de 1873. 
Fue presidente de la Comisión Promovedora de Mejoras en los Hospitales y además regidor del Ayuntamiento en dos ocasiones.
Tumba del Dr. Río de la Loza en el Panteón de Dolores
Además fue dueño de tres boticas, lo que le permitió obtener ganancias que en parte iban dirigidas a proporcionar material didáctico a las instituciones donde daba clase. También fue dueño de una fábrica de ácido sulfúrico, nítrico y muriático y otros materiales de aplicación industrial.
 Ahora, después de le leer esta nota, no podremos pasar por la Avenida Dr. Río de la Loza en la Colonia de los Doctores, en la ciudad de México, sin recordar que tiene ese nombre en honor a un sabio.

Puede verse: Dr. Río de la Loza. Y también: Leopoldo Río de la Loza.

Nos encontramos las dos siguientes ilustraciones en una página de internet:


D. R. 2017 Darío Aguirre



No hay comentarios:

Publicar un comentario