viernes, 5 de mayo de 2017

Sidar y Rovirosa

Pilotos intrépidos


Dr. Héctor Darío Aguirre Arvizu
17-05-05

#Semblanza, #Efemérides, #EfeméridesMexicanas, #UnDíaComoHoy 5 de mayo de 1930 parten de la ciudad de México en el monoplano Morelos, los pilotos Teniente Piloto Aviador Carlos Rovirosa Pérez y el Coronel Piloto Aviador Pablo L. Sidar, con intenciones de iniciar desde un punto de Oaxaca, un viaje sin escalas hasta Buenos Aires, Argentina.
En razón de tal efeméride hablaremos un poco de ambos pilotos.
Pablo L. Sidar y Carlos Rovirosa

Pablo L. Sidar Escobar
Es originario de España. Había nacido en la ciudad de Zaragoza, Aragón, en 1897. A temprana edad, 12 años, decide venir a México debido a que había fallecido su padre. Entró a nuestro país por el puerto de Veracruz, donde realizó trabajo comerciales con españoles asentados en esa ciudad.
Sus padres fueron Don José Sidar y Doña Dolores Puras, esta última vivía en la ciudad de Burgos, España, con sus 2 hermanas.
A los 16 años participó como voluntario en la milicia en la defensa de Veracruz ante la invasión norteamericana de 1914. Posteriormente pasó a formar parte del ejército Constitucionalista llegando a obtener el rango de Mayor de Caballería por sus méritos.
Pablo el "Loco"
Para ingresar a la escuela de aviación proporcionó como datos que había nacido en la ciudad de Ramos Arizpe, Coahuila, en1897. Se registró con el nombre de Pablo Sidar Escobar.
Participó como piloto acrobático, con valentía que le llevaba a arriesgarse mucho, por lo que fue apodado el “Loco”, de allí la inicial en su nombre “L”. Su nombre original era Pablo Sidar Puras.
Con información de los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional el historiador Aeronáutico Sr. Manuel Ruiz Romero pudo conocer la carrera de Pablo L. Sidar en esa institución.
Ingresó a la Escuela Militar de Aviación el 20 de diciembre de 1920, obteniendo entrenamiento de pilotos extranjeros veteranos de la Primera Guerra Mundial, los señores Ralph O’Neal, Fritz Bieler, Joe Ben Lievre, Dunkerker y varios otros.
Para el 16 de marzo de 1921 ascendió a Cabo de Cadetes, bajo un modo de entrenamiento en los aviones de doble control 504/Anáhuac con el sistema Gosport de comunicación entre instructor y cadete. Se graduó de piloto el 11 de enero de 1922.
Fue designado al Escuadrón Aéreo de observación y bombardeo ligero. Participó en la rebelión de Adolfo de la Huerta de 1923-24 volando los aviones De Havilland DH4B, bombardeando barcos rebeldes de manera nocturna.
Por méritos ascendió a Capitán primero Piloto Aviador el 4 de febrero 1924. Y en abril a Mayor P. A. Para octubre es nombrado Comandante de Escuadrón de Observación y Bonbardeo Ligero.
Para noviembre del mismo año se convierte en Profesor de Aeroplanos de la Escuela Militar de Aviación.
Pablo L. Sidar
De febrero a marzo del siguiente año realiza una gira de exhibición/circo aéreo por varios estados con el piloto Roberto Fierro, empleando aviones Lincold Standarts.
En mayo se convierte en Jefe de vuelos de la Escuela Militar de Aviación. Y en noviembre toma un curso superior de vuelo en Kelly Field Texas, en Estados Unidos.
En mayo de 1926 participó en la campaña contra los Cristeros, considerados en ese momento como rebeldes por el gobierno al que servía Sidar. Y en 1927 en la campaña contra los indios Yaquis.
Para marzo de 1927 se convierte en el encargado interino del Parque General de Aeronáutica, realizando viajes de inspección a equipo a los Estados Unidos y después a Europa, este último lugar donde se compran los aviones Bristol F2B y los Boardhouns 93B.
Para septiembre de 1927 asciende a Teniente Coronel P. A.
Al mando de la 2ª Escuadrilla Aérea con aviones Vought Corsarios y un Bristo Boardhouns participó en la rebelión escobarista de 1929, pilotando un avión que fue alcanzado por fuego enemigo el 30 de marzo de 1929, matando a su observador artillero el Capitán 1º de infantería Manuel Robles Monterrubio.
Para mayo de ese año asciende a Coronel P. A. por méritos en campaña y es nombrado comandante del 1º Regimiento Aéreo.
Empleando un avión Douglas O2M, No. 18, llamado Ejército Mexicano, realiza un vuelo de buena voluntad por toda Latinoamérica. Estuvo acompañado del subteniente  mecánico Arnulfo Cortés Benavente y su labor fue realizada desde agosto hasta noviembre de 1929, volando un total de 265.45 horas, recorriendo 26 mil millas y cruzando Los Andes cinco veces. Además establecieron un record de despegue con carga a gran altura en El Alto, Bolivia. Debido a esta labor recibió la medalla al Mérito Aeronáutico de primara clase.
Participó además en las campañas de Guadalajara, San Marcos, Tepic y San Blas, y en diversos combates.
Durante su carrera recibió condecoraciones por parte del gobierno mexicano: al Mérito Militar de la 1ª clase, al Mérito Aeronáutico y una póstuma conmemorativa de la Cámara de Diputados. Por parte de gobiernos extranjeros recibió el Cóndor de los Andes (Bolivia), la Gran Cruz de Boyaca (Colombia), la Gran Cruz de Carlos Miguel de Céspedes (Cuba), la Gran Cruz de Aviación (Chile), al Mérito Militar (Ecuador), al Mérito Militar (El Salvador), al Mérito Militar (Guatemala) y la Cruz Distinguida de Aviación (Perú).

Carlos Rovirosa
Su nombre completo fue Carlos Manuel Benito Rovirosa Pérez y había nacido en San Juan Bautista de Villahermosa, Tabasco en 1901.
Realizó sus primeros estudios en su ciudad natal y los preparatorios en la ciudad de México, ingresando al H. Colegio Militar, obteniendo el grado de Teniente en Infantería.
En 1925 continuó sus estudios en la Escuela Militar de Aviación, graduándose como Teniente Piloto Aviador.
Foto tomada de la página El Capitán (véase al final)

Como integrante de la Fuerza Aérea Nacional (hoy Fuerza Aérea Mexicana, FAM) participó durante la guerra Cristera de 1926 a 1929. En esa guerra fue derribado en 1926 en Silao, Guanajuato, el 8 de marzo, muriendo su copiloto.
También participó combatiendo la rebelión escobarista en 1929.
Desgraciadamente no se cuenta en internet con información tan detallada como la de Pablo L. Sidar. Sin embargo, hay muchas más fotos.
Avión Morelos
Como ya se indicó, el día de hoy 5 de mayo, ambos salieron de la ciudad de México al estado de Oaxaca, con el fin de iniciar un vuelo a Buenos Aires, sin escalas con duración de 40 horas cubriendo 8,000 kilómetros de recorrido. Este vuelo se inicia el 11 de mayo. Este vuelo estaba planeado por el Secretario de Guerra.
El avión era un monoplano “de alta” de los más modernos en su época, marca Doouglas, modelo EMSCO y que había sido fabricado en Los Ángeles, California en noviembre de 1926. Su nombre era Morelos.
Planos modernos del avión Morelos
El avión era pilotado por Rovirosa, oficial asignado por órdenes del General Joaquín Amaro a petición del Coronel Pablo L. Sidar ya que lo consideraba, junto con Emilio Carranza y Roberto Fierro Villalobos, uno de los mejores pilotos de la entonces FAN.
Pero por clima tormentoso fue poco propicio para el vuelo y el avión Morelos cayó en Puerto Limón, Costa Rica. Ambos pilotos fallecieron pero el cuerpo de Rovirosa no pudo ser recuperado.
La repatriación del cuerpo de Sidar y, simbólicamente, un zapato de Rovirosa, estuvo a cargo del General Juan Francisco Azcárate, representante diplomático del presidente Ortiz Rubio y del cónsul en Costa Rica Antonio Mediz Bolio. El 24 de mayo arribaron a Puebla a bordo del avión Mayab del gobierno del estado de Yucatán, donde se les rindió un primer homenaje. Posteriormente los restos fueron llevados al Palacio de Bellas Artes y posteriormente se realizó una ceremonia en la Plaza de la Constitución con aviones de la FAN y con un desfile de las tropas del H. Colegio Militar.
Los restos de ambos pilotos fueron sepultados en la Rotonda de las personas Ilustres en el panteón de Dolores en la ciudad de México.
Tumba de Pablo L. Sidar
tomado de enlace
En 1931 el Aeropuerto Internacional de Villahermosa, Tabasco, fue bautizado con el nombre de Carlos Rovirosa Pérez, por Carlos Madrazo Becerra y oficializado por Mario Trujillo García como gobernador de Tabasco, por un decreto del presidente Pascual Ortiz Rubio.
Cortejo fúnebre a Sidar y Rovirosa

Cortejo fúnebre
Cortejo fúnebre
Las tres fotos del cortejo fúnebre están tomadas de la página del INAH.
Actualmente existe una calle en la ciudad de México llamada Sidar y Rovirosa, en la Colonia Balbuena, donde antiguamente se ubicaban los campos de aviación. Corre de oriente a poniente. Calles similares existen en Ciudad Juarez, Chihuahua y Saltillo, Coahuila.

Con información de: Pablo L. Sidar, y de: Carlos Rovirosa.


Aquí alguna información de Rovirosa: Rovirosa.

El diagrama del Morelos tomado de aquí: Morelos.

En esta página hay varias fotos de Carlos Rovirosa: El Capitán.

D. R. 2017 Darío Aguirre


No hay comentarios:

Publicar un comentario