viernes, 30 de junio de 2017

Efemérides Mexicanas Junio 30

Efemérides Mexicanas Junio 30



Dr. Héctor Darío Aguirre Arvizu
17-06-30
Resumen gráfico de efemérides mexicanas junio 30



30 junio 2017

1520. La Noche Triste. Las fuerzas de Hernán Cortés siguen siendo atacadas fieramente por los mexicas. Ya de noche, los conquistadores huyen hacia Tlacopan, al poniente de la Gran Tenochtitlan. Cortés sufre grandes pérdidas de hombres: españoles y aliados tlaxcaltecas. Los conquistadores logran llegar al pueblo de Popotla (hoy colonia del Distrito Federal), donde recargado en un árbol Cortés llora su derrota. Léase: ¿Realmente Cortés tuvo su noche tuvo triste?
Actual estado del famoso árbol
1521. Segunda Invasión a Tenochtitlan. En un encuentro entre las fuerzas de Cortés y sus aliados contra las mexicas del emperador Cuauhtémoc, el primero es hecho prisionero y a punto estuvo de morir, pero fue salvado por los suyos.

1650. Muere en Cuitlaxtla, cerca de Orizaba (Veracruz), doña Catalina de Erauso, la legendaria "Monja Alférez", quien como novicia de un convento en España, escapa vestida de hombre y sirve después como paje. Embarca para América y se establece en Perú, donde es encarcelada por dar cuchilladas a un hombre. Sale libre y se va a Chile donde sienta plaza como soldado; pronto es ascendida a alférez por sus hazañas en la milicia. Otra vez le toca ser sentenciada a cárcel por homicidio. Huye a España y logra el reconocimiento real por sus servicios a la corona. Pensionada, viaja a la Nueva España, pero antes de llegar a la capital, le sorprende la muerte.
Catalina de Erauso
1884. Muere en la Ciudad de México el dramaturgo, periodista y poeta Agustín F. Cuenca, precursor del Modernismo. Junto con Manuel Acuña, Juan de Dios Pesa y Gerardo Silva funda la Sociedad Literaria Nezahualcóyotl. Su nombre también está asociado a Ignacio Manuel Altamirano ya que dicha sociedad le influyó a éste último en sus ideales liberales. Desgraciadamente no se ha encontrado una sola imagen en internet de Agustín F. Cuenca. Nace el 16 de noviembre de 1850.
Obra de Agustín F. Cuenca
1902. Nace el grabador mexicano Leopoldo Méndez, considerado uno de los cinco mejores artistas de su país (Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo y José Clemente Orozco serán los otros cuatro). Sus obras se caracterizan por proclamar los derechos del hombre. Muere el 8 de febrero de 1969.
Leopoldo Méndez
1908. Anarquistas mexicanos residentes en Texas, aprovechando el hecho de que su gobierno del dictador Porfirio Díaz despojó de tierras a sus propietarios en Palomas, Chihuahua, levantan a estos en contra del gobierno y se lanzan a la lucha en esta fecha; sin embargo, las fuerzas rurales logran dominar la situación y vencen a los sublevados.

1912. Nace el filósofo mexicano Leopoldo Zea, profesor emérito y honoris causa de la UNAM. Entre su vasta obra figuran libros como "El positivismo en México" y "La filosofía como compromiso y otros ensayos". Muere el 8 de junio de 2004. Véase: Leopoldo Sea Aguilar, filósofo humanista.
Leopoldo Zea
1939. Nace el poeta mexicano José Emilio Pacheco, quien ha cultivado además todos los géneros literarios, desde la narrativa hasta el ensayo. Ha recibido los premios Nacional de Poesía, el "Xavier Villaurrutia", el Cervantes y el Reina Sofía, entre otros.
José Emilio Pacheco
1953. Es creado en México, por decreto del entonces presidente Adolfo Ruiz Cortines, el Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM), órgano consultivo de la Secretaría de Gobernación, cuyo fin es realizar y publicar estudios sobre ese proceso histórico nacional.
Actual edificio de la institución en San Ángel, ciudad de México


1959. Muere en la ciudad de México, el ilustre abogado, maestro, historiador, escritor y político don José Vasconcelos, quien naciera el 27 de febrero de 1882 en la ciudad de Oaxaca. Vasconcelos imprimió una definida y nacionalista etapa cultural a su paso por la Secretaría de Educación Pública durante el gobierno del general Álvaro Obregón. Por sus trascendentes cátedras universitarias, discursos y ensayos, se le denominó "El Maestro de América". Él fue el autor del lema de la Universidad Nacional de México: "Por mi raza hablará el espíritu". En 1929 fue candidato a la presidencia de la República. Perteneció a varias agrupaciones culturales del país y del extranjero. Su obra abarca las siguientes áreas: filosofía, sociología, ensayo e historia; entre ellas destacan: La raza cósmicaUlises criollo, La tormenta, Vidas paralelas y otras. Véase: José Vasconcelos, el Hombre de América.
José Vasconcelos
1964. Muere la escritora mexicana María Lombardo Toledano, quien destaca como novelista del siglo XX. En su obra retrata la situación de las mujeres mexicanas de la etapa posrevolucionaria. Nace el 6 de diciembre de 1905.
María Lombardo Toledano
2005. La emisión de un timbre postal en México con la imagen del personaje de tira cómica "Memín Pinguín", alcanza a un día de su publicación niveles de ventas inimaginables, debido a la controversia que desata en Estados Unidos por supuestos tintes racistas.
Sello postal aludido con el matasellos especial de esa fecha
2006. La filóloga y humanista alemana radicada en México, Margit Frenk-Freund, es galardonada con el Premio Internacional "Alfonso Reyes".
Margit Frenk-Freund
2008. Muere el violinista mexicano Ángel Tavira, proveniente de una estirpe de músicos populares de la región de Tierra Caliente, Guerrero y protagonista de la cinta "El violín", con la que obtuvo el Premio al mejor actor en el Festival de Cannes. Nace en 1925.
Ángel Tavira
2009. Autoridades federales y del Estado de México inauguran en Toluca el Museo Modelo de Ciencias e Industria, en el inmueble donde se estableció la primera cervecería a escala industrial y que por primera vez se produjo hielo en México.
Museo Modelo de Ciencias e Industria






1685. Nace el poeta y escritor británico John Gay, conocido a nivel mundial por "La ópera de los mendigos". También escribe "La semana del pastor", "Tres horas después de la boda" y "Asis y Galatea". Muere el 4 de diciembre de 1732.

1789. Nace el pintor francés Horace Vernet, autor de varias obras cuyo tema principal son las batallas. Muere el 17 de enero de 1863.

1911. Nace el escritor lituano Czeslaw Milosz, Premio Nobel de Literatura 1980, líder indiscutible de la vanguardia poética polaca y quien durante la Segunda Guerra Mundial participa activamente en la resistencia a la ocupación nazi. Muere el 14 de agosto de 2004.

1934. Por orden de Adolfo Hitler, se realiza una purga en el Partido Nacional Socialista alemán, hecho al que se le conoce como "La noche de los cuchillos largos".

1997. El gobierno británico regresa la soberanía de la isla de Hong Kong, con régimen capitalista, a la República Popular de China.

2003. El gobierno de México otorga la Orden del Águila Azteca a los directores de museos de Berlín, Alemania, Viola Knig, Hans-Georg Knopp y Gunther Maihold, por difundir el arte y la cultura mexicanos.

2004. El periodista de origen argelino y director del semanario francés "Le nouvel observateur", Jean Daniel, es condecorado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

2010. Una misión de arqueólogos descubre en el Valle de los Reyes, en la ciudad de Luxor, Egipto, el último tramo de un pasillo subterráneo que conduce a la tumba del faraón Seti I, padre de Ramsés II y que reinó entre 1314 y 1304 antes de Cristo.


D. R. 2017 Darío Aguirre




José Vasconcelos

El Hombre de América


Dr. Héctor Darío Aguirre Arvizu
17-06-30

#Semblanza, #Efemérides, #EfeméridesMexicanas, #UnDíaComoHoy, 30 de junio de 1959, muere en la ciudad de México, el ilustre abogado, maestro, historiador, escritor y político don José Vasconcelos. Imprimió una definida y nacionalista etapa cultural a su paso por la Secretaría de Educación Pública durante el gobierno del general Álvaro Obregón.
José Vasconcelos nació el 28 de febrero de 1882 en Oaxaca, Oax., (México).
José Vasconcelos
Fue el segundo de los nueve hijos de Ignacio Vasconcelos Varela, funcionario del Resguardo Aduanal Mexicano, y de su esposa Carmen Calderón Conde, hija de un senador porfirista.
Cuando contaba con seis años de edad, su familia se radicó en Piedras Negras. Para inicios de 1895 se trasladaron a Toluca, donde estudió en el Instituto Científico y Literario. Al año siguiente fueron a vivir a Campeche, donde José Vasconcelos cursó estudios en el Instituto de Ciencias y Artes, graduándose en 1898. A finales de 1906 se casó en Tlaxcala con Serafina Miranda.
En la Escuela Nacional de Jurisprudencia, obtuvo el título de licenciado en derecho en 1907.
Fue discípulo de Justo Sierra, y formó parte del Ateneo de la Juventud, que en torno a 1910 se enfrentó al positivismo como corriente filosófico–científica y al dictador Porfirio Díaz, impulsando una corriente crítica y de renovación ideológica y política.
En su Estética, expone su teoría sobre la evolución del universo y la reestructuración de su sustancia cósmica, en los órdenes físico, biológico y humano.
Adusto
Estuvo comprometido con el movimiento revolucionario apoyando a Francisco I. Madero en el Partido Antireeleccionista y más tarde a los presidentes Venustiano Carranza y Álvaro Obregón. Al parecer, Vasconcelos fue quien redactó el lema maderista: "Sufragio efectivo no reelección".
Ejerció como rector de la Universidad Nacional, a la que convirtió en institución revolucionaria.
En 1921 fue nombrado por Álvaro Obregón, Secretario de Educación Pública y durante tres años, hasta su enfrentamiento con él y su posterior exilio en Estados Unidos, llevó a cabo 'una verdadera cruzada nacional' en favor de la educación popular. Hizo todo lo posible para impulsar la educación indígena, la rural, la técnica y la urbana; entre sus obras creó redes de bibliotecas, misiones culturales, escuelas normales y Casas de Pueblo, que convirtió en centros educativos básicos. Apoyó la obra de los primeros muralistas y construyó el Estadio Nacional como lugar de espectáculos populares.
En 1925 publicó La raza cósmica, obra en la que se expone algunas de sus reflexiones sobre el indigenismo.
En 1929 regresó a su país como líder de un movimiento político apoyado por las masas que se enfrentaban al callismo dominante. Al fallar su intento de obtener la presidencia regresó a su retiro personal.
A finales de enero de 1931 se reúne en París con su amante Antonieta Rivas Mercado Castellanos (hija del arquitecto que construyó la Columna de la Independencia). El 10 de febrero la Antonieta se suicidó en la Catedral de Notre Dame con la pistola que Vasconcelos siempre llevaba consigo.
En 1933 Vasconcelos se trasladó a Argentina, y en 1935 a los Estados Unidos. Regresó a México el 21 de septiembre de 1938 estableciéndose en Hermosillo.
Frase de José Vasconcelos
Esperanza Cruz fue su segunda esposa. Se casaron en diciembre de 1943.
En su obra filosófica se reivindica la intuición emotiva, opuesta a toda forma de intelectualismo y a la que sitúa en la base de su sistema metafísico (Tratado de metafísica, 1929). Entre sus obras destacan: Ulises Criollo (1935), La tormenta (1936), El desastre (1938), y Breve historia de México (1937).
Por sus trascendentes cátedras universitarias, discursos y ensayos, se le denominó "El Maestro de América". Él fue el autor del lema de la Universidad Nacional de México: "Por mi raza hablará el espíritu".
José Vasconcelos falleció el 30 de junio de 1959 en Ciudad de México. 
 Con información de: Biografías

Aquí una infografía que es encuentra en internet sobre José Vasconcelos.
Infografía

A continuación reproducimos la entrevista que el periodista Víctor Alba publicara en su libro Mexicanos para la historia, 12 figuras contemporáneas, y que hiciera al historiador Alfonso Taracena en torno a la persona de José Vasconcelos.

JOSÉ VASCONCELOS 
Parece mentira cómo los recuerdos, cuando han arraigado profundamente, surgen a la superficie de la memoria, al ser llamados por la insistencia de un reportero, tan ordenados y coherentes que parece que se refieran a hechos de ayer mismo. Escuchando al periodista Alfonso Taracena hablar de José Vasconcelos, uno no puede por menos de hacerse esa reflexión banal.
Taracena, recostado en el sillón, se incorpora, de vez en cuando, movido por el resorte de la memoria. Cuando relata algo que le llegó a hurgar en las pasiones, no puede contener sus gestos. A veces, en cambio, baja la voz, y su relato se parece a una confesión.
Taracena –con el cabello castaño claro que comienza a clarear– no tiene necesidad, desgraciadamente de cerrar los ojos para evocar las imágenes de lo que cuenta. Está muy enfermo de la vista y en vísperas de que le operen los ojos. Esto le da un nerviosismo contenido, una especie de vagabundeo de la palabra –y a quién no, en su circunstancia?– que hace de su relato algo espontáneo, en cuyas frases no se atreve el reporteo a meter la pluma. He aquí, pues, el texto integro del largo monólogo de Taracena, tal como lo tomó el lápiz del reportero.
–Me satisface que el licenciado Vasconcelos se fijara en mí para hablar de él, porque esto indica que comprende que puedo hacerlo con serenidad, sin fanatismo y sin la inquina maligna de sus malquerientes, que no han logrado, con todo, disminuir en lo mínimo su grandeza. Digo que sin fanatismos, por que por ahí afirman que en un tiempo nos enemistaron en tal forma que resulté víctima de las injustas violencias, naturales en una fuerza arrebatadora de la naturaleza como es Vasconcelos.
La Raza Cósmica, portada
»Sucedió que yo serví a Vasconcelos cuando él se encontraba en el destierro, acosado por los elementos oficiales y condenado hasta por sus más acérrimos partidarios. El doctor Guisa y Acevedo llegó a decir que serví a Vasconcelos ‘en forma única en el mundo’. En la época del general Calles, fui a dar dos veces a la cárcel por ayudarlo a él. En esos días mataban a los vasconcelistas, como León Ibarra y González Villa, que es paz descansen. Los estrangulaban por cientos y hubo algunos que hasta sus fosas tuvieron que cavar.
»Me detuvieron, una de las veces, y me condujeron a presencia del subjefe de la policía –no recuerdo su nombre–. Le dije que marcharía con él. El subjefe me dejó libre, al ver que la cárcel no me haría cambiar.
»Fue después cuando surgió el malentendido entre Vasconcelos y yo. Lo cuento, porque refleja muy bien el carácter del maestro. Fuimos a Nueva York cuando se encontraba exiliado. Vivimos en el mismo hotel, en el mismo cuarto, muchos días. Me vino la idea de hacer algo parecido a lo que Perú de la Coix hizo con Bolívar en su Diario de Bucaramanga: recoger, día a día, las conversaciones, comentarios y hasta chistes de Vasconcelos. Pero los intereses personales de algunos temieron su impacto en la opinión pública y prácticamente lo secuestraron e hicieron destruir. Viajando con Vasconcelos, se titulaba. Yo, tan sólo conservo un ejemplar.
»Pinté a Vasconcelos tal como es, con sus propias palabras. Al verlo, se rió. Pero los críticos y algunos amigos del maestro, le dijeron que lo que allí se publicaba era peligroso para ellos. Me desmintió. Y yo lo desmentí publicando cartas firmadas por él en las que hablaba de gentes y cosas en los mismos términos que yo le hacía hablar, en el libro. Creo que eso le hice un gran bien. Un día, un redactor de Hoy fue a entrevistar al maestro y éste le dijo, entre muchas cosas: ‘Con Taracena tuve una riña vulgar, pero nunca he dejado de reconocer su lealtad, etc.’.
»Una prueba de ello es que un líder político expresó que yo estaba haciendo un positivo beneficio a Vasconcelos, pues daba a conocer actitudes de éste de un elevado patriotismo.
»No nos volvimos a ver. Hasta después que, de vuelta a la Patria, Vasconcelos fue a Tabasco. El gobernador, Noé de la Flor Casanova, lo llevó a una fiesta. Luego lo llevó a casa de un viejecito y éste le preguntó por su hijo. –¿Quién es su hijo? –inquirió Vasconcelos–, Y al saber que era yo, lo abrazó y habló ante todo el pueblo poniéndonos por las nubes. Poco después, nos reconciliamos al encontrarnos en un banquete de intelectuales… Había por lo menos trescientos… diz que intelectuales, pues no sé de dónde van a salir tantos, en México…
»Conocí a Vasconcelos en 1914, cuando yo acababa de llegar a la capital, a estudiar. Triunfaba la Revolución. El general Eulalio Gutiérrez tenía el mejor gabinete que se haca ofrecido jamás al país: Valentín Gama, Martín Luis Guzmán, Vasconcelos. Un grupo de estudiantes fuimos a ver al maestro, para que nos ayudara a sacar una revista de preparatorianos. Íbamos Gómez Morín, Lucio Mendieta y Núñez, Arturo Martínez Adame, yo… Vasconcelos nos dio su aportación: 20 pesos. Por cierto, que la revista no se publicó, porque en esa época entraban y salían los zapatistas y todo era un relajo bonito. Alguien se clavó los 20 pesos…
Breve historia de México, portada
»Recuerdo, que al ser electo Director de la Preparatoria el maestro Antonio Caso, Vasconcelos asistió a su toma de posesión. En su discurso, el maestro Caso recitó una frase de aquél que se me gravó y de la cual él ni siquiera se acuerda… A ver, era así ‘El éxito es fugaz y mediocre; aparece con el instante, muere con él…’
»Viéndolo, primero en su despacho oficial, después en esta ceremonia ruidosa, me sorprendió y atrajo su aspecto atormentado. La gente le ha reprochado, luego, que estuviera con Villa. Yo lo comprendo. Vasconcelos era maderista, fue su consejero político. Cuando asesinaron a Madero, se fue con el grupo de maderistas y no con Carranza, que era el gran enemigo de Madero. Se fue con el grupo del doctor Silva, de Díaz Lombardo, dirigido por Felipe Ángeles. Y este grupo dejó a un lado a Villa para sostener a Eulalio Gutiérrez, que representaba la legalidad. Vasconcelos fue quien redactó el manifiesto desligándose de Villa, de Zapata y de Carranza.
»Luego vino el primer exilio a Estados Unidos. Cuando regresó, desde luego, fui a verlo. El maestro era, entonces, rector de la Universidad. A mis ojos –que a la razón veían bien– seguía siendo un atormentado.
»Al lanzarse candidato a la Presidencia, era yo corresponsal de una serie de periódicos foráneos, y eso me permitió hacerle mucha propaganda indirecta, decir la verdad de las masas que lo seguían, que acudían a sus actos. Recuerdo un discurso suyo, en Xochimilco, del cual tampoco debe acordarse: ‘Si venzo –dijo–, le daré 24 horas a mister Morrow para que haga sus maletas y salga del país’, Mister Morrow, que luego fue suegro del aviador Lindberg, era el embajador de Estados Unidos en México.
»Nuestra amistad se hizo, así, más íntima. Yo le decía que ponía a su órdenes 80,000 hombres en armas, refiriéndome a la frase de Napoleón según la cual un diario vale tanto como los soldados.
»Fue cuando se fue, que lo empezaron a calumniar. Decían que huyó, que abandonó a sus partidarios. No es cierto. Estuvo en Guaymas, intentó alzarse, escribió un manifiesto al país que se llamó el Plan de Guaymas. Pero nadie respondió. Como le decía un viejo maderista: ‘Ya la gente valiente se murió, licenciado’.
»Me quedó en México, conspirando y defendiendo al maestro a través de los diarios, en lo que se podía. Por esta época, el callismo –el régimen más abominable que ha tenido México– mataba a los vasconcelistas con ganas y corrí mucho peligro. Nos faltaba dinero y nos sobraban espías del gobierno, que sabían todos nuestros pasos. Vasconcelos decía que necesitaban sólo 50 hombres armados para que él entrara por la frontera y triunfara. Pero no pudimos juntar ni cinco…
»Ya en el exilio, viviendo en California. Calles hizo gestiones para reconciliarse con Vasconcelos. Tuvieron entrevistas y, después que Calles dió cincuenta explicaciones, llegaron a ponerse de acuerdo. Cuando al maestro se le terminó el plazo para su residencia en Estados Unidos, Calles, que era muy amigo del gobernador de California, le consiguió arreglar la situación.
»Pero vino a la Presidencia el general Ávila Camacho. Vasconcelos regresó. En Hermosillo el general y el licenciado se saludaron. ‘Ya sé que usted no es amigo mío –le dijo el general–, pero yo sí soy amigo de usted’. Ávila Camacho  no olvidaba el antimilitarismo esencial de Vasconcelos.
»Desde España, durante su exilio de trotamundos, Vasconcelos me escribió diciéndome que acaba de terminar un libro –era Ulises criollo– y que mirara si podían publicarlo en el folletón de la revista Omega. Me indicó que pidiera que le dieran siquiera ocho pesos a la semana, por ello, pues se encontraba muy «bruja», Ofrecí el libro a los diarios de provincia, y conseguí enviarle ochenta dólares a la semana en vez de los ocho pesos con  que habría salido del paso.
»Ese Ulises Criollo fue uno de los tres únicos libros que han tenido, en México, un auténtico éxito de público. Los otros dos fueron La Sucesión Presidencial, de Madero y El Verdadero Juárez, de Bulnes. Si el libro salió como es, como todos lo conocen, imaginen lo que habría sido de no mostrarse Vasconcelos, tan… digamos temperamental cuando trabaja…
»Porque trabaja en el mayor desorden. Necesita secretario, y lo vuelve loco. Escribe a máquina, de cualquier manera. Nunca corrige, odia la meticulosa labor de releer sus escritos y ponerle comas, acentos, y sobre todo, se horroriza al ver cómo quedan desfiguradas las palabras, a veces inidentificables, cuando él las ha escrito a máquina. Traspone las letras de una manera espantosa. Corre por ahí un libro de la Universidad, una Historia de la Filosofía, que escribió sin secretario y se mandó a la imprenta sin corregir. A pesar de la buena voluntad de los linotipistas, como esos no conocen los nombres de filósofos ni el léxico de la filosofía resultó un revoltijo tipográfico.
»No tiene archivo alguno. Ni siquiera conserva la colección de sus artículos. ‘No guardo papeles’, dice el maestro. Se fía de su memoria y hay que reconocer que no lo traiciona jamás.
Ulises criollo, portada
»No es un hombre rencoroso, pese a que su estilo podía hacer creer lo contrario. Se enoja con mucha facilidad, pero es un fuego de virutas. Con igual facilidad, perdona. La única excepción es… bueno, mejor no citar su nombre… la única persona a la cual, que yo sepa, no ha perdonado jamán, es un individuo al cual califica de traidor.
»No ha perdido sus ansias de viajar, pero ahora, su hija y sus nietos lo detienen en México con más fuerza que antaño su arrebatada pasión política.
»Hace poco, fue a Buenos Aires a un Congreso de Filosofía. Perón le ofreció lo que deseara para que se quedara en Argentina. No quiso.
»Traiga a su familia –le decía–, –No, contestaba, mis nietos son mexicanos y no debo desarraigarlos de su patria.
»Tal vez en este último viaje a lo largo de Sudamérica es cuando nos hemos podido dar cuenta de que Vasconcelos es realmente el Hombre de América. En todas partes, espontáneamente, la gente que se encontraba en los aviones o en los aeropuertos, lo saludaba en masa, lo rodeaba de atenciones, lo aplaudía si eran en número suficiente para encender una ovación. Todo era poco para él, en cuanto se enteraban que iban con Vasconcelos. La mayor parte de las veces, se enteraban con sólo verlo, porque su imagen corre por todos los periódicos del continente y se queda grabada en las memorias.
»Cuando se viaja –y ahora sólo sale a Ixtapan de la Sal y a San José Purúa, para estar solo y trabajar–, no sabe vivir lejos de los libros. Por esto, sospecho, es por lo que ha aceptado ser director de la Biblioteca México. Cuando está cansado de leer o escribir, se pone la cabeza entre las manos, apoya los codos en la mesa, y se pasa así horas enteras, meditando, fantaseando… descansando, dice él.
»Vasconcelos no es rico, no lo ha sido nunca. Pero le gusta vivir bien. Sus libros le dan para vivir modestamente. ¿Cómo consigue llevar una existencia holgada? Muy sencillo. Todo su secreto estriba en un lema que parece de manual escolar: laboriosidad y economía. Trabajar, trabajar y trabajar, y gastar lo necesario, pero no más…
»Claro que lo necesario, en el caso del maestro comprende una buena mesa, pues es un gourmet fino, y le encanta la cocina española y los vinos españoles son su gran afición. Por eso afirma que los peores tiranos de la humanidad son los médicos.
»Tanto como su talento, admito su honradez. En tiempos de Obregón, manejaba más de sesenta millones de pesos anuales.. de pesos de los de entonces. Al dejar la Secretaría de Educación, no era raro que  me lo encontrara viajando en camión o tranvía. ¿Hay muchos hombres de gobierno de los que sus amigos conserven una imagen tan sencilla, tan humilde? La humildad de veras, era él, consiste en esos detalles, y no en lo que muchos políticos llaman así y que no es otra cosa que sumisión  acomodaticia.
»Sus malquerientes le reprochan que, habiendo enseñado tanto a odiar las tiranías, ahora defienda a Franco, a Perón, a los que derrocaron a Rómulo Gallegos, por ejemplo. La respuesta podrían encontrarla en el recuerdo de las mismas lecciones del maestro y es muy sencilla: Vasconcelos reacciona así porque, ante todo, es cristiano, y por ello está con los países que defienden el cristianismo contra la Internacional del Odio.
»No comprenden su actitud porque no quieren comprenderla. Los últimos que sí lo entienden son los comunistas, quienes, deseando ningunearlo, afirman por ahí que Vasconcelos está acabado. El mejor mentís a eso lo ha dado en un artículo reciente, escrito al salir de sus última enfermedad.
»Ese artículo me emocionó, me hizo levantar de la cama y correr a verlo. Se titulaba La Primera Llamada. La primera llamada de la muerte… Me acompañó, en esta visita, un muchacho aficionado a la pintura. Vasconcelos, convaleciente apenas, le habló de arte, le pidió que le enseñara sus cuadros. El chico le regaló uno, días después. No es una obra maestra.  No puede parangonarse, claro está, con otros cuadros que Vasconcelos tiene en su casa. Pero el respeto por el afán del muchacho, por su ambición artística, el espíritu de maestro de Vasconcelos lo impulsaron, sin premeditación, sin querer hacer ningún gesto, a colgar este cuadro de aprendiz al lado de los maestros del pincel. Y ni Vasconcelos sabe lo mucho que esto, tan sencillo, ha estimulado a mi amigo, el incipiente artista.
»Ahora, Vasconcelos no puede llevar la misma vida de tantos años. No puede levantarse temprano. Aunque, la verdad es que siempre le gustó muchísimo dormir y para justificar este gusto decía que las mujeres norteamericanas se conservan tan frescas porque duermen mucho.
»Tanto le encantaban las sábanas que en una ocasión había en el vecindario de donde vivía el maestro, dos perros ladradores… De esos que parecen divos entre los perros. Los manto matar, secretamente. No podía soportar que sus ladridos lo despertaran.
»Poco antes, en mi artículo había escrito que desconfiaba de los que aman a los animales. Se lo reproché, recordándole mi afición a ellos. Le pregunté: ‘¿Y usted no desconfía de los que mandan matar perros, porque estos ladran’?
»El maestro , en uno de sus arrebatos sarcásticos, contestó: ‘Claro, yo soy un hombre abominable.’»
Taracena se ríe, casi sin despegar los labios. Y el reportero recuerda que, al hablar con Vasconcelos para pedirle que le diera el nombre de un discípulo que pudiera hablar sobre él, recibió esta respuesta:
–No tengo discípulos. Sólo tengo amigos, pero muy buenos.
Y han leído ustedes, ahora, lo que uno de ellos opina de Vasconcelos.


D. R. 2017 Darío Aguirre





jueves, 29 de junio de 2017

Efemérides Mexicanas Junio 29

Efemérides Mexicanas Junio 29



Dr. Héctor Darío Aguirre Arvizu
17-06-29
Resumen gráfico de efemérides mexicanas junio 29


29 junio 2017

   1520. Muere al emperador Moctezuma Xocoyotzin después de haber recibido una pedrada por parte de los suyos, que lo repudiaron por favorecer a los conquistadores españoles. El príncipe Cuitláhuac es llamado a ocupar su lugar. Mientras, sobre la calzada de Tlacopan continúa la batalla entre mexicanos y españoles. Las pérdidas son en contra de los españoles, que sin embargo, dominan otra parte de la ciudad. 
Moctezuma Xocoyotzin
1664. Asume el gobierno de la Nueva España el 24º virrey Diego Osorio de Escobar y Llamaas , quien habrá de prolongar su mandato hasta el 15 de octubre del mismo año. 
Diego Osorio de Escobar y Llamas
1817. Se entabla sangrienta batalla en San Juan de los Llanos, Guanajuato, entre las fuerzas de don Francisco Javier Mina y los realistas dirigidos por Felipe Castañón, los que son vencidos. 

1823. Las Provincias Unidas de Centro América, adheridas a México espontáneamente,  el 5 de enero de 1822, proponen al Congreso que están celebrando en Guatemala convocado por Vicente Filisola, su separación de México. 

1852. Nace en la ciudad de México, Juan de Dios Peza, quien habrá de distinguirse como fecundo poeta, periodista y literato. Se le bautizará como "El Cantor del Hogar", escribe La musa vieja, Flores del alma y muchos otros poemas. Ha de morir en su ciudad natal el 16 de marzo de 1910.  Véase: Juan de Dios Peza, el poeta del hogar.
Juan de Dios Pesa
1905. Nace el poeta y narrador español Manuel Altolaguirre, miembro de la Generación del 27; destaca también como traductor y editor, radica en México hasta su muerte, el 26 de julio de 1959. 
Manuel Altolaguirre
1912. Nace en Guadalajara, Jalisco el distinguido compositor mexicano José Pablo Moncayo García, autor de “Huapangos“ y discípulo de José Gerardo Chávez, Candelario Huízar y Copland. Muere el 16 de junio de 1958.  Véase José Pablo Moncayo, músico nacionalista.
José Pablo Moncayo
1882. Nace en Atlacomulco, Estado de México, Isidro Fabela Alfaro, quien habrá de destacar como jurisconsulto, escritor, orador, diplomático, político e ideólogo revolucionario. En 1915 será secretario de Relaciones Exteriores con don Venustiano Carranza. También será gobernador de su Estado y juez de la Corte Internacional de la Haya en Holanda; asimismo, se desempeñará como embajador de México ante la Sociedad de las Naciones. Ha de morir en la ciudad de México en 1964. Véase: Isidro Fabela, ideólogo.
Isidro Fabela
2004. El escritor mexicano Carlos Fuentes recibe el doctorado honoris causa por la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Libre de Berlín, Alemania.








1779. Muere en Roma, Italia, el pintor checo Antón Raphael Mengs, representante del movimiento neoclásico. Realiza en el Palacio Real de Madrid, "Retrato de María Luisa de Parma" y "Carlos III". Nace en marzo de 1728. 
1798. Nace el escritor y dramaturgo italiano Giacomo Leopardi, cuya visión pesimista de la vida condiciona su producción literaria, integrada por "La virtud indiana", "La Ginestra" y "Cantos". Muere el 14 de junio de 1837. 
Giacomo Leopardi
1816. Combate de la Cuchilla del Tambo, donde los patriotas colombianos son derrotados por las tropas reales al mando del general Pablo Morillo.
1858. Nace el ingeniero estadounidense George Washington Goethals, uno de los constructores del Canal de Panamá y primer gobernador de esta zona. Muere el 21 de enero de 1928, en Nueva York. 
1884. Nace el literato dominicano Pedro Henríquez Ureña, considerado uno de los humanistas más importantes de América Latina en el siglo XX. Muere el 11 de mayo de 1946.  
1886. Nace Robert Schumann, político francés considerado uno de los "padres de Europa".
1887. Fundación de la Academia Peruana de la Lengua.
1895. Muere el biólogo y humanista británico Thomas Henry Huxley, famoso por su apoyo entusiasta a la teoría de la evolución de Charles Darwin. Nace el 4 de mayo de 1825. 
1900. Comienza a regir la Fundación Nobel que otorga los premios de este nombre.
1900. Nace el escritor, piloto e inventor francés Antoine Marie Roger de Saint-Exupery, autor de la célebre fábula infantil para adultos "El principito". Desaparece el 31 de julio de 1944. 
Antoine Marie Roger de Saint-Exupery
1905. Violentos enfrentamientos en los puertos rusos, sobre todo en Odessa. La intervención del Ejército causa centenares de muertos.
1906. Fallece el historiador francés Albert Sorel, quien escribió poesía y novelas. Muere el 13 agosto 1842.  
1912. Se inauguran en Estocolmo los V Juegos Olímpicos.
1913.  El Parlamento noruego concede a las mujeres todos los derechos electorales.
1914. Nace el compositor y director de orquesta checo, naturalizado sueco Rafael Kubelik, Muere el 11 de agosto de 1996.
1917. Se proclama la República Autónoma de Ucrania.
1925. Nace Giorgio Napolitano, presidente de Italia.
1930. Nace Oriana Fallaci, periodista italiana.
1940. Muere el pintor suizo Paul Klee, considerado el padre de la abstracción y uno de los artistas más influyentes del siglo XX. Nace el 18 de diciembre de 1879. 
Paul Klee
1941. Muere en Suiza el pianista, estadista y primer ministro polaco Ignace Jan Paderewski. Nace el 18 de noviembre de 1860. 
1946. Nace Ernesto Pérez Balladares, ex presidente de Panamá.
1949. Las tropas holandesas abandonan Indonesia.
1955. El Gobierno levanta el estado de sitio en Argentina.
1956. Nace Pedro Santana Lopes, ex primer ministro de Portugal.
1963. Nace la violinista alemana Anne-Sophie Mutter, quien ha construido una sólida reputación por su defensa de la música contemporánea, interpretando obras de connotados compositores.  
1968. Nace Elmer Figueroa Arce, "Chayanne", cantante puertorriqueño.
1971. Mueren los tres tripulantes de la nave espacial soviética "Soyuz II" al producirse un accidente poco antes de aterrizar.
1973. Fracasa un golpe de Estado contra el presidente chileno Salvador Allende.
1974. Isabel Martínez de Perón se hace cargo provisionalmente de la Presidencia de Argentina a causa de la enfermedad de su esposo, Juan Domingo Perón.
1975. Muere el escritor y político Dionisio Ridruejo perteneciente a la Generación del 36 o Primera generación poética de posguerra. Nace en Soria, España 12 de octubre de 1912.  
1984. El "Grupo de Contadora" es galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Iberoamericana.
1990. Muere el escritor estadounidense Irving Wallace, quien inicia su carrera literaria con artículos y narraciones cortas en prestigiadas revistas. Autor de "Los pecados de Phillip Fleming" y "El todo poderoso". Nace el 19 de marzo de 1916. 
1992. Es asesinado a tiros el presidente argelino, Mohamed Budiaf, cuando pronunciaba un discurso en la ciudad de Anaba.
1992. La Asamblea Legislativa panameña aprueba una reforma de la Constitución de 1972 que prohíbe el Ejército, que cuatro meses después es rechazada por referéndum.
1994. El transbordador estadounidense Atlantis y la estación rusa Mir se unen en el espacio, 20 años después del primer acoplamiento orbital ruso-norteamericano.
1999. Un tribunal de Seguridad Estatal turco condena a muerte al líder de Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdalá Ocalan, por traición y separatismo.
2000. Muere Vittorio Gassman, actor italiano.
2001. La guerrilla colombiana de las FARC libera a 242 soldados y policías, algunos de ellos cautivos durante más de tres años.
2001. Muere Eligio García Márquez, periodista y escritor colombiano.
2001. Muere el escritor y médico salvadoreño Melitón Barba. Sus cuentos se enmarcan dentro de la corriente de la narrativa regionalista. Nace el 26 de octubre de 1925. 
2002. Muere el actor francés de teatro Francois Perier, experto en Moliére y Jean-Paul Sartre. Participa en más de 80 obras teatrales y en un centenar de películas, bajo la dirección de Federico Fellini, entre otros. Nace el 10 de noviembre de 1919.
2003. Muere Katharine Hepburn, actriz estadounidense.
2004. El ex general paraguayo Lino Oviedo regresa desde Brasil a su país, cinco años después de huir a Argentina y entra en prisión para cumplir diez años de cárcel por la intentona golpista de 1996.
2005. Se celebra en Puerto La Cruz (Venezuela) la I Cumbre Energética del Caribe, que oficializa la creación de Petrocaribe, propuesta venezolana de integración energética.
2006. El Tribunal Supremo de EU dictamina que las cortes militares especiales creadas para juzgar a los presos de Guantánamo violan la Convención de Ginebra y la legislación estadounidense.
2007. Muere Orhan Dogan, político kurdo.
2009. El estadounidense Bernard Madoff es condenado a 150 años de prisión por crear y mantener durante décadas un fraudulento esquema de inversiones por más de 50 mil millones de dólares.



Dr. Darío Aguirre